Lo que una crisis te enseña sobre ahorrar dinero

Que las implicaciones económicas que tienen las crisis son enormes (ya sea por fallos en el sistema económico, virus o catástrofes naturales), la sabe todo el mundo, pero me gustaría que hoy te hicieras una pregunta algo más particular.

¿Has cambiado algo sobre tu economía personal después de vivir una crisis? O ¿Te has planteado si tienes algo que cambiar?

Es posible que tú o alguien de tu núcleo familiar sufra consecuencias durante y después de una crisis. Cierre de negocios, ya sea temporal o definitivamente, ERE’s y ERTE’s… en definitiva malas noticias.

Que estas situaciones te afecten negativamente, no es algo que puedas controlar al 100%, pero quizás sí que puedes ahorrarte ciertos disgustos si tu economía personal está saneada.

Es por ello que tienes que utilizar las épocas de crisis para aprender, en este caso, cómo estar preparad@ económicamente.

Además te recomiendo que te pongas las pilas ya, porque tanto nuestro sistema socio-económico como ambiental penden de un hilo, el cual ya se está rompiendo y suficiente tendrás con preocuparte de pandemias y desastres naturales, como para tener que estar arrepintiéndote de haber vivido por encima de tus posibilidades.

¿Para qué ahorrar dinero?

Ahorrar se podría definir como el simple hecho de guardar dinero hoy para utilizarlo en un futuro.

Pero ¿para qué vas a ahorrar?

Si tu respuesta es, “ahorro para no comprar cosas hoy y poder comprarlas mañana”, quizás no le veas el sentido a esto de guardar dinero. En definitiva, para qué disfrutar mañana cuando lo puedes hacer hoy.

Pero tu respuesta puede ser, “ahorro para pagarle los estudios a mis hij@s”, “ahorro para montar un negocio”, “ahorro para cambiar de trabajo cuando me de la gana”, “ahorro por si viene un virus y me quedo sin trabajo”.

En definitiva, ahorras para estar tranquilo ante ciertas situaciones, que sí, son potenciales, pero también muy probables.

¿Qué implicaciones tiene NO ahorrar?

No ahorrar significa gastar todo lo que ingresas, de hecho puede significar gastar más de lo que ingresas y por tanto endeudarte. Haz una cuenta mental de personas que conozcas que tienen deudas, ya sea con un banco, con un familiar, con un amig@ (aunque sea sin contar las hipotecas o la gente que está endeudada porque tiene en marcha un negocio).

Por tanto, no ahorrar significa realmente, estar vendido ante cualquier situación y significa ser esclavo de tus deudas, de tu estilo de vida y de todas las cosas que compras y no te valen para nada.

Significa darle más importancia a que la gente te vea con un móvil bonito que a poder sufrir en un futuro porque no puedes pagar el alquiler.

Y aquí es donde yo me pregunto, ¿de verdad tiene más importancia el estatus que denota mi móvil, reloj o coche, que la posibilidad de sufrir mucho ante una situación inesperada?

Para mi, no hay color entre una cosa y otra, por eso elijo ahorrar, tener tranquilidad y libertad de movimientos.

Está claro que hay gente que simplemente, no tiene posibilidad de ahorrar y por tanto no hay mucho que decir, pero:

  1. Estas palabras aplican a quienes sí tienen suficientes ingresos como para ir generando ese colchón de ahorro.
  2. Hay mucha gente que se auto engaña diciendo que no puede ahorrar, cuando la realidad es que no quieren dejar de gastar el dinero en ciertas cosas o no saben tomar las decisiones correctas en cuanto a gastos se refiere.

Planificamos más de lo que pensamos

Además del autoengaño del que justo te he hablado, la gran excusa para no ahorrar es la de vivir el presente y no tener en mente el “por si acaso”. No obstante tengo que decirte que planificamos más “por si acaso” de lo que nos pensamos.

O sino ¿para qué contrataste el seguro de tu nuevo móvil? O ¿por qué contratas un seguro médico depende donde viajes?, de hecho, en general ¿por qué existen las compañías de seguros?

Porque realmente nos parece útil el hecho de pagar o poner un dinero a fondo perdido, solo por si pasa algo (ya sea a nuestra salud o a algún objeto que tengamos).

Por tanto, nos debería parecer muy útil guardar dinero poco a poco para enfrentar una infinidad de situaciones que pueden llegar en un futuro.

Piensa que te vas a hacer tu propio seguro de tranquilidad, en el cual vas a poner una cierta cantidad de dinero cada mes y que es algo que “has contratado” contigo mismo. De esta manera quizás te parece más lógico el hecho de ir guardando ese dinero, ya que te aseguro que será tu seguro más preciado.

¿Ahorrar significa no tener “lujos”?

Ahorrar no significa no poder salir de casa por miedo a gastar, ni mirar cada céntimo que gastas, pero tampoco significa comprar todo lo que comprabas antes, pero más barato.

Se podría englobar más dentro de un “estilo de vida” que tiene como objetivo, disfrutar del presente pero sin descuidar el futuro (ni descuidar el lugar donde habitamos). Por tanto:

  • Tienes en cuenta en qué gastas el dinero
  • Valoras si las cosas que compras o consumes tienen un precio justo (y no siempre es a la baja, ya que una camiseta de 3€, no es un precio justo)
  • Tratas de evaluar qué te aporta felicidad, por tanto, dónde gastas tu tiempo (y tu dinero si es necesario)
  • Inviertes de forma ética tus ahorros para que generen beneficios

Además, disfrutar de la vida y ahorrar a la vez, está relacionado con vivir acorde a tus posibilidades, es decir, hacer que una parte de nuestros ingresos vayan siempre destinados al ahorro, como si fuera lo que vas a destinar a comida u ocio.

En el caso del ahorro, lo mejor que puedes hacer es apartarlo nada más lleguen tus nomina o ingreso recurrente, de esa manera no contarás con ello.

De hecho esta partida destinada al ahorro, se tiene que ir actualizando, es decir, si cobro 1.000, ahorro 100 y vivo bien, si cobrara 2.000 podría:

  • Ahorrar 1.100 (los 100 que ya ahorraba y los nuevos 1.000) y vivir exactamente igual pero ahorrando muchísimo más
  • Ahorrar 200, decir que ahorro el doble que antes y empezar a vivir a todo trapo
  • Ahorrar por ejemplo 800 (los 100 que ya ahorra y 700 más) y ver como mi nivel de ahorro y mi nivel de vida han aumentado considerablemente (vivo mejor pero ahorro aún más)

¿Adivinas cual es mi favorita? Sí la tercera 🙂

Si tienes claras tus prioridades, tus necesidades reales y aquello que te hace más feliz, podrás dedicarle tiempo, esfuerzo y dinero, pero no te pasaras la vida gastando dinero en cosas que no necesitas pero que aumentan tu supuesto estatus. Tampoco te pasarás la vida deseando aquello que no puedes comprar y que crees que te dará la felicidad.

¿Qué método elijo para ahorrar dinero?

Como te decía anteriormente, el hecho de tener una mentalidad “ahorradora” es mucho más que un simple método o truco para ahorrar dinero.

Es como la persona que quiere adelgazar y prueba miles de dietas sin resultado, ya que su problema es, que no sabe comer bien en general.

Por tanto, lo primero y más importante es convencerte de la necesidad y beneficios de tener dinero ahorrado (espero que leyendo este post, ya estés convencid@). Si tienes esta “motivación”, no fallarás a las primeras de cambio y además verás que ahorrar puede cambiar tu vida en otros muchos sentidos.

Una vez hecho esto te dejo una buena lista de consejos que te pueden ayudar:

–  Ahorrar nada más cobrar la nómina: poner una transferencia automática que envíe lo máximo que puedas ahorrar al mes a una cuenta de ahorro, la cual no mires ni utilices a diario. Si cada mes puedes ahorrar un 10% o 15% de tu sueldo, vas por buen camino (y si puedes más, genial)

– Determinar las condiciones por las cuales tocarías ese dinero de ahorro: la idea es que ese dinero sea “intocable” a excepción de algún caso. Decide esos casos e intenta seguir tus propias normas.

– Empezar a apuntar en qué gastas el dinero: ya sea en un Excel, con la app de tu banco o a mano. Es necesario que sepas en que se te va el dinero.

– Revisar tus compras en general: vivimos en una sociedad hiper consumista y compramos mucho más de lo que necesitamos. Si empiezas a consumir de forma responsable, vas a ahorrar muchísimo dinero y además te vas a sentir mucho mejor. Y si necesitas más ayuda, aquí tienes una guía para hacerlo 🙂

– Revisar tus gastos fijos: alquiler, suministros, internet, tv, móvil, gym…

  • Determinar si estas pagando mucho o poco por ellos: puedes ver que precios hay en el mercado y/o hablar con tus amig@s o familiares más ahorradores y preguntarles qué pagan ell@s.
  • Determinar si te están sirviendo: puedes pagar 50€ al mes por el gimnasio pero ir cada día o pagar 23€ y no ir nunca, por tanto tienes que ver la relación entre lo que pagas y lo que usas, pero siendo sincer@ contigo mism@.

– Revisar tus salidas: restaurantes, copas, fiestas, planes… salir está muy bien pero tienes que saber qué cosas están a tu alcance. Claro que puedes cenar fuera, pero ¿todos los fines de semana? Valora lo que te aporta y si está dentro de tus posibilidades.

– Vender todo aquello que te sobre: de esta manera podrás engordar aún más tu cuenta de ahorros y además darle una segunda vida. Aquí te dejo unos consejos para ello.

¿Y si lo que quiero es ser ric@?

Si tu deseo es el de ser ric@ para comprar todo aquello que sueñas, adelante, inténtalo, pero inténtalo bien.

Lo que tienes que saber es que para ser ric@ (a no ser que nazcas en una familia rica), tienes que estar dispuest@ a hacer muchísimos esfuerzos a nivel de tiempo y sacrificio.

Además tendrás que tener esa habilidad y esa pizca de suerte para encontrar la manera de generar mucho dinero.

Pero si hoy eres “pobre” y te cuesta ahorrar dinero, debes tener en cuenta que la riqueza se acumula:

  • Generando más y más dinero: trabajando más o mejor, construyendo nuevos negocios de éxito…
  • Gastando menos de lo que tienes: si Messi cobra 20 millones al año y se compra un Ferrari de 1 millón, es como si tu cobras 20.000 euros al año y te compras uno de 1.000, por tanto ten muy claras las proporciones…

Una persona que no sabe gestionar el dinero, no sabe hacerlo tenga mucho o tenga poco. Por ponerte un ejemplo, ¿sabías que…?

Según un artículo de Sports Illustrated de 2009, el 60% de los jugadores de la NBA se arruinan a los cinco años de su retirada y el 78% de los jugadores de la NFL les pasa lo mismo a los tres años.


Como ves, centrarse en generar dinero está bien, pero también es muy inteligente centrarse en gastar lo necesario y así no tener que ingresar tanto. Todo dependerá de cuanto valores el tiempo libre, cuanto ames tu trabajo, donde vivas etc…

Lo que es totalmente innecesario es sufrir en exceso durante un periodo de crisis, cuando has podido tomar medidas previamente.

¿No crees que vale la pena? Te leo en los comentarios

Compártelo si te ha gustado:

Deja un comentario

Información Básica sobre Protección de Datos:

 

Responsable: Xavier González

 

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Legitimación : Tu consentimiento.

Destinatarios:  No se ceden a terceros salvo por obligación legal

 

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@conmenosmejor.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad de mi web conmenosmejor, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.