La insostenible cultura de usar y tirar

La basura es sin duda, uno de nuestros grandes problemas. Estamos totalmente inundados de residuos y en un gran porcentaje, artículos de usar y tirar, cosas que siempre han sido reutilizables pero que poco a poco se han “rediseñado” para no serlo.

En muchos casos nos han hecho la vida más fácil ya que es mas fácil tirar algo a la basura que lavarlo. También es más fácil comprar algo nuevo (además te da un chute de “felicidad” instantánea) que arreglar aquello que ya tenias.

Nos hemos vuelto más vag@s y cómod@s pero estamos tensando demasiado la cuerda y el planeta necesita un respiro.

¿Dónde hemos establecido la cultura de usar y tirar?

Absolutamente en todos los aspectos de nuestra vida.

En la comida utilizamos todo tipo de envases y envoltorios, cápsulas, bolsitas para el té, cubiertos, platos y vasos desechables, pajitas, servilletas, bolsas…

En el baño usamos papel desechable, toallitas húmedas, discos desmaquillantes, tampones, pañales, compresas, bastoncillos de orejas, hilo dental, desodorantes, jabones y pastas de dientes envasadas…

Además usamos mecheros, bolígrafos, disfraces, papel de regalo… y seguro que se te ocurren más cosas.

Incluso la ropa se ha convertido en muchos casos en objeto de usar y tirar… ¿te suena el fast fashion?

¿Y si reciclamos?

El material más encontrado en este tipo de artículos es el plástico, pero también encontramos muchos otros como el papel. Además también los podemos encontrar combinados, lo que hace en muchos de los casos, difícil o imposible la tarea de reciclar.

Nos han hecho creer que el reciclaje es la solución a nuestros problemas de generación de residuos, pero está muy muy lejos de serlo.

Primero, porque un gran porcentaje de los residuos que generamos no se recicla. Porque no se recolecta adecuadamente, porque es imposible debido a su diseño o material, porque no tenemos la tecnología para hacerlo o porque reciclarlo es más caro que volverlo a crear.

Es por ello que, por supuesto, debemos intentar reciclar todo lo que podamos, pero tenemos que saber que es un parche, no una solución.

¿Entonces, cuál es la solución?

Como todos los temas que afectan al mundo entero, se trata de un problema complejo y no hay una única solución, ya que dependemos de muchos factores externos.

No obstante la solución debe pasar por REDUCIR, ya que es la única manera de no acabar literalmente inundados de mierda. El único residuo que no hay que reciclar es el que no se genera.

Nos hemos acostumbrado a generar basura que tiramos a los contenedores y literalmente desaparece por arte de magia. Pero en lugar de desaparecer lo que pasa es que una parte se acumula en vertederos y otra se transporta a países más pobres que lo compran.

Una vez allí, mucha de la basura es quemada contaminando el aire que respiramos y dañando en el suelo donde se acumula. Pueblos enteros se quejan de que no pueden vivir, porque ellos sí que están inundados de basura.

Pero ¿qué pasará cuando países como China, Malasia o Indonesia dejen de comprar la basura de Europa o de Estados Unidos? Eso ya está pasando y quizás en ese momento nos demos cuenta que la basura no se esfuma como si nada, si no que permanece y permanecerá durante años.

O, ¿qué pasaría si nosotros perdiéramos nuestro hogar a causa del saqueo de materias primas? ¿si otra especie estuviera “invadiéndonos”?

La verdadera solución viene acompañada de un cambio de hábitos, una concienciación de que la basura no desaparece y que el consumo responsable nos tiene que ayudar a generar menos residuo.

Comprar solo lo necesario, comprarlo de calidad, huir de los artículos de usar y tirar y pasarnos a los artículos reutilizables, comprar a granel, fijarnos en cómo están empaquetadas las cosas que compramos… en definitiva aprender a ser críticos con aspectos de los productos que compramos que hasta ahora ni nos fijábamos.

¿Te apuntas?

Compártelo si te ha gustado:

Deja un comentario

Información Básica sobre Protección de Datos:

 

Responsable: Xavier González

 

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Legitimación : Tu consentimiento.

Destinatarios:  No se ceden a terceros salvo por obligación legal

 

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@conmenosmejor.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad de mi web conmenosmejor, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.