Cinco consejos para reducir la contaminación del aire (el último no te lo suelen explicar)

Uno de los grandes problemas del medio ambiente y causa del cambio climático a los que nos enfrentamos es la emisión de gas CO2 (entre otros) a la atmósfera, es decir, la contaminación del aire que respiramos.

Casi todas las industrias que conocemos emiten este tipo de gases, propiciando que esa contaminación atmosférica provoque el famoso efecto invernadero. De esta manera, parte del calor que recibimos del sol no puede salir y como consecuencia la temperatura del planeta aumenta.

Aquí puedes ver un ejemplo gráfico del aumento progresivo de las temperaturas desde 1900:

Temperature anomalies arranged by country 1900 - 2018.
“Temperature Anomalies 1900-2018 Visualization” Data Source: Berkeley Earth/Robert Rohde http://berkeleyearth.org/ Temperature anomoly base period 1951-1980 © Antti Lipponen (@Anttilip) https://www.flickr.com/photos/1504111… released under a Creative Commons Attribution 4.0 International (CC BY 4.0) license https://creativecommons.org/licenses/… //creativecommons.org/licenses/by/4.0/

Estudios apuntan a que el aumento de la temperatura media afectará (y está afectando), entre otros, a: 

  • La biodiversidad: muchas especies tanto terrestres como marinas están siendo afectadas, y muchas otras están en peligro de extinción debido a las altas temperaturas. Un claro ejemplo es el coral, que además de ser el hábitat para un gran número de especies marinas es una de las más importantes fuente de oxígeno que tenemos. El incremento de un 1 o 2ºC de la temperatura del mar está acabando con este ecosistema.
  • Incremento del nivel de mar: debido al deshielo de los polos, muchas zonas del planeta quedarán bajo el nivel del mar, y muchas otras quedarán expuestas a inundaciones.
  • Acceso al agua: debido a sequías, más población quedará expuesta a limitaciones para acceder a agua potable

Según el acuerdo de París, el objetivo es que la temperatura del planeta no suba más de 1,5 / 2 grados Celsius y para no superar esos límites, la única vía es reducir las emisiones CO2.

Que nuestros líderes políticos trabajen para obligar a estas industrias a reducir la contaminación del aire desde ya, debería ser una prioridad política y social, pero el hecho de que haya tantos intereses económicos, dificulta la situación.

Desde la convicción de que tu consumo es el arma más poderosa que tienes para cambiar este mundo, te explico cinco acciones que puedes realizar para reducir las emisiones de CO2 y por tanto cuidar el planeta.

Quizás algunas las conozcas, pero estoy seguro que alguna otra no te dejará indiferente.

1) Haz un viaje menos en avión

En función de la distancia del vuelo, puedes ahorrarle al planeta entre 0,7 y 2,8 toneladas de CO2 de media al año (con el viaje de ida y el de vuelta).

El hecho de que las aerolíneas no paguen ningún tipo de tasa por la contaminación que emiten, hace que el coste medioambiental no se tenga en cuenta y el precio de mercado no sea el real. Al no reflejar el coste real, el precio baja y pasa de ser un servicio exclusivo a ser accesible para la mayor parte de la población. En consecuencia, las emisiones CO2 se disparan y el servicio en si, se vuelve totalmente insostenible a largo plazo, en este caso para el planeta. 

Desde la aparición de las aerolíneas low cost, viajar es más asequible que nunca y eso significa que también hay más aviones en el aire que nunca.

Revisa todas las opciones a la hora de viajar y si puedes ten en cuenta la sostenibilidad del transporte, además del precio.

2) Reduce tu consumo de carne, o no comas.

Adoptando una dieta basada en vegetales, puedes ahorrarle al planeta 0,8 toneladas de CO2 de media al año.

La industria de la alimentación utiliza el 33% de la tierra, 70% del agua y 24% de la energía de nuestro planeta y emite el 30% de las emisiones de CO2 globales. Además, es el mayor conductor de pérdida de biodiversidad del mundo, siendo también la deforestación uno de los mayores conductores de extinción de especies.

Una industria tan importante (ya que comer es una necesidad vital), que tiene que abastecer a tantas personas (ya que la población de la tierra ha aumentado mucho en los últimos años) debe ser eficiente y sostenible, pero no es el caso.

Para producir un quilo de proteína animal se necesitan 6 quilos de proteína vegetal y para producir la misma cantidad de proteína, se necesita 50 veces más agua.

Es decir, para comer un filete de una vaca, ésta ha tenido que estar comiendo y bebiendo durante un tiempo hasta poder ser sacrificada. Si usamos toda la comida y bebida que la vaca ha utilizado, se podrían alimentar a más personas que con los filetes que obtenemos de ella. 

Las previsiones indican que para 2050 tendremos que duplicar la producción de alimentos ya que la población mundial aumentará de 7.500 millones a cerca de 10.000 millones. Es por ello tenemos que buscar maneras más eficientes de cubrir la demanda y es más sostenible alimentar a una gran cantidad de personas a base de productos vegetales que animales.

Lo mismo ocurre con la pesca, que está acabando con nuestros océanos. Debido a la gran demanda, a la pesca intensiva y a la creencia de que el mar es una fuente inagotable de alimento.

Quizás te interese este post donde te explico con mucho más detalle, un buen puñado de buenas razones para reducir tu consumo de productos de origen animal.

3) Utiliza energías renovables

Utilizando energías renovables en tu casa puedes ahorrarle al planeta 1,5 toneladas de CO2 de media al año. 

Por suerte, cada vez existen más opciones para contratar servicios de energía a compañías que apuestan por las renovables (aquí tienes una lista de ellas), así que si tienes la oportunidad, no dudes en cambiarte.

La transición hacia energías limpias (o más limpias que las que ahora tenemos) es una de las urgencias que tenemos. Es por ello que si las compañías eléctricas ven que las personas consumidoras apuestan por energías limpias, cambiarán su oferta para adaptarse a la demanda. ¡Utiliza tu poder!

4) Vive sin coche

No usar más tu coche puede ahorrarle al planeta 2,4 toneladas de CO2 de media al año.

Primero de todo, una buena opción sería plantearte si realmente necesitas un coche:

  • Si realmente lo necesitas:
    • Con un coche híbrido puedes ahorrar 0,5 toneladas de CO2 de media al año
    • Con un coche eléctrico puedes ahorrar 1,2 toneladas de CO2 de media al año

(Siendo conscientes del precio de actual de los coches eléctricos y que aún no son una alternativa accesible a tod@s nosotr@s, cualquier opción como compartir trayectos con otras personas o valorar siempre el uso del transporte público ayudará a la reducción de emisiones CO2)

  • Si no lo necesitas:
    • Puedes usar el transporte público, caminar o usar la bicicleta.
    • Ademas de CO2, ahorrarás mucho dinero, ya que el coste de un coche es muy elevado. 

5) Ten un hijo menos

Esta acción puede ahorrar al planeta 58,6 toneladas de CO2 de media al año. En comparación con el resto, la diferencia es muy grande:

Sí, es una acción que no parece muy popular, es por ello que no se habla demasiado, pero ahí está y tiene un gran impacto en el planeta. 

La realidad es que, más personas equivalen a más emisiones de CO2 debido a la actividad que esas personas realizarán. Ahora somos alrededor de 7.500 millones de personas en el mundo y se espera que para 2050 seamos alrededor de 10.000 millones.

proyección población mundial

Los recursos del planeta son finitos y tanto si hablamos de alimentación, terreno habitable o contaminación del aire, el gran aumento de población es un problema en todos los sentidos.

¿Cuánta contaminación del aire es mía?

La huella de carbono (carbon footprint en inglés) es una forma que tenemos para medir cuanto CO2 emitimos con nuestras acciones, es decir cuanto contaminamos el aire al comer, vestirnos, viajar, etc. Te cuento más sobre cómo calcularla aquí.

Con la población que ahora mismo vive en la tierra y para combatir el cambio climático, deberíamos tener una media de 2 toneladas de CO2 al año por persona y la media mundial es de 5 toneladas (la media de los países “desarrollados” es bastante mayor).

Puesto que el el futuro del planeta dependerá de la suma de miles de millones de decisiones individuales, CADA ACCIÓN CUENTA.

¿Qué te parecen estas acciones? ¿Ya realizas alguna?

*Cálculos de ahorro de CO2 extraídos del estudio de Seth Wynes & Kimberly Nicholas, 2017, Environmental research letters.

Compártelo si te ha gustado:

Deja un comentario

Información Básica sobre Protección de Datos:

 

Responsable: Xavier González

 

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Legitimación : Tu consentimiento.

Destinatarios:  No se ceden a terceros salvo por obligación legal

 

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@conmenosmejor.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad de mi web conmenosmejor, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.